Pensando y aprendiendo

Escribiendo con mayor complejidad

Durante estos últimos años de primaria, es probable que a tu hijo se le pida que escriba mucho más en la escuela (¡o por lo menos eso esperamos!). Esto incluirá la composición de textos creativos, como cuentos y poemas, la composición de textos expositivos sobre diferentes temas y la composición de textos persuasivos.

Esta es una situación que puede resultarte familiar: tu hijo de cuarto grado llega a casa con un escrito. Tiene un montón de frases coherentes en la página. Tal vez incluso un párrafo o dos. Parece estar bien, ¿verdad? ¿Cómo puedes saber si tu hijo está desarrollando las habilidades de escritura que necesita para prosperar en la escuela?

Estas son algunas cosas a las que debes prestarle atención a medida que tu estudiante de primaria se desarrolla como escritor:

1

Está aprendiendo a argumentar por escrito. Probablemente no tiene ningún problema en discutir contigo en persona, ¿verdad? ¿Pero qué hay de argumentar por escrito? Aprenderá a exponer un punto de vista y respaldarlo con evidencia. También aprenderá a extraer información de distintas fuentes escritas y, lo que es más importante, a analizarlas en cuanto a su validez y parcialidad.

(Este es un buen momento para hablar de que no todo lo que hay en Internet es cierto).

2

Su escritura está más organizada. La escritura de tu hijo debe estar organizada en varios párrafos. Fluirá de forma más lógica y no saltará de un pensamiento a otro como cuando era más chico. Aprenderá a utilizar oraciones introductorias y finales, y a hacer transiciones entre pensamientos y párrafos sin problemas.

3

Empieza a articular ideas más complejas. Cuando escriba sobre algún tema específico, empezará a incorporar múltiples puntos de vista y articular más "áreas grises" o distintas opiniones y formas de pensar. En sus escritos, debería empezar a abordar ideas y temas más complejos.

4

Está explorando diferentes formas de presentar sus ideas. Por ejemplo, puede que tu hijo tenga que presentar presentaciones de diapositivas utilizando Google Slides o PowerPoint. Es posible que veas a tu hijo trabajando en proyectos que requieren de fotos y texto, escribir guiones o hasta filmar vídeos cortos. (Consulta la sección Introducción a la tecnología para aprender más sobre todo esto).

5

Está mejorando su caligrafía. ¿Tal vez? Probablemente has notado cómo tu hijo ha ido desarrollando su caligrafía desde los primeros trazos de letras. Pero, ¿hasta qué punto es importante escribir a mano? La respuesta es que la forma en que escribe no tiene que ser perfecta ni mucho menos, pero debe ser capaz de escribir de forma rápida y legible; si no es así, puede retrasarse en la escuela. Muchas escuelas ya no enseñan caligrafía, pero hay ejercicios de práctica que puedes hacer con tu hijo en casa (o puedes probar con otro tipo de utensilio de escritura). Por supuesto, hoy en día la mayoría de nosotros pasamos más tiempo tecleando que escribiendo a mano, pero la escritura a mano tradicional sigue siendo una habilidad muy importante.