Social/Emotional Hitos

Tomando decisiones difíciles

Además de las conversaciones sobre mantenerse seguro en Internet, también es momento de hablar sobre la seguridad en el mundo. Tu hijo preadolescente debe adquirir las habilidades necesarias para hacer frente a la presión de grupo, las cambiantes dinámicas sociales y las decisiones difíciles que se le plantearán a medida que crezca.

Tú eres quien mejor conoce a tu hijo: Puede que esté preparado para hablar de cosas importantes como las drogas, el alcohol y la actividad sexual en sexto o séptimo grado, o puede que aún no lo esté. Pero, en cualquier caso, eventualmente llegará el momento, así que ahora puedes empezar a sentar las bases para tener conversaciones abiertas sobre cómo se enfrentará tu hijo a situaciones complicadas y tomar decisiones inteligentes cuando no estés allí para ayudarlo. Incluso si algunas de estas cosas no son relevantes para tu hijo aún, ahora tienes la oportunidad de iniciar la conversación.

Tu hijo preadolescente puede estar preparado (o casi preparado) para hablar de cosas como:

1

Cómo ser un buen amigo. Es probable que ya hayas tenido versiones de esta conversación durante años, ya que los niños empiezan a pensar en la dinámica de la amistad desde el preescolar. Pero el panorama está cambiando ahora. Se están formando grupitos (o ya se han formado) y los niños empiezan a agruparse de forma natural. Desgraciadamente, esto significa que algunos niños empiezan a ser etiquetados como "cool" (o no), la autoestima puede verse afectada y las amistades pueden complicarse por el camino. Ahora es un buen momento para vigilar el círculo social de tu hijo: quién forma parte de él y cómo ha cambiado. También querrás escuchar cómo tu hijo habla de sus amigos y compañeros de clase, e indagar si escuchas algo que te haga pensar que hay exclusión o acoso.

2

Consentimiento, consentimiento, consentimiento. Si todavía no estás hablando sobre el consentimiento, ahora es un buen momento para empezar. Entre los cambios físicos y hormonales, las dinámicas sociales cambiantes y la mayor independencia, los preadolescentes se van a encontrar cada vez más en situaciones en las que tendrán que tomar decisiones sobre sus acciones y sus cuerpos. Necesitarán saber no solo que pueden decir que no a las cosas que no quieren hacer, sino también cómo decir que no. (El juego de roles en casa puede resultar incómodo, pero no es una mala idea): Tu hijo puede sentirse cómodo en una actividad o situación a la que un compañero le dice que no, así que también tiene que entender cómo respetar las decisiones de los demás.

3

Cómo salir de situaciones en las que no quiere estar. Cuando tu hijo empieza a asistir a eventos sociales más independientes, como fiestas y bailes, ¿sabe cómo salir si no se divierte o no se siente seguro? Hagan un plan juntos sobre lo que deben hacer si necesitan salir rápidamente de una situación: cómo se comunicará contigo, a quién más puede llamar si no estás disponible, y cómo usar y pagar un Uber o un taxi en caso de emergencia.