Desarrollo socioemocional

Y después de todo, ¿quién soy?

Uy, la escuela media. La dinámica social. El drama. Los sentimientos. ¿No te gustaría volver a vivirlo todo de nuevo? Es broma, nosotros tampoco.

En caso de que te hayas olvidado lo que es ser un preadolescente, estas son algunas de las cuestiones socioemocionales que probablemente sufrimos todos en esta etapa.

1

La presión de los compañeros se intensifica. En cierto modo, la escuela media es probablemente el pico de la presión de grupo; en la escuela secundaria, muchos niños se sienten más seguros de sí mismos o han encontrado "su gente" en la escuela. Pero las escuelas medias suelen ser más pequeñas y muchos niños sienten una verdadera necesidad de "encajar" o de hacer lo que hacen sus compañeros. Se preocupan mucho por la opinión de los demás y es probable que empiecen a tomar decisiones influenciadas por sus compañeros. También es posible que empiecen a sentir que se les juzga (sea cierto o no), y te harán saber si tus decisiones como padre son diferentes a lo que ellos piensan que hacen los padres de sus amigos. (Ver, por ejemplo, Mi hijo quiere un teléfono celular. ¿Y ahora qué?)

2

Los cambios de humor son cosa seria. Seguro pensabas que el humor de tu hijo cambiaba mucho cuando era un niño preescolar, ¿no es cierto? ¿Contentos un minuto y furiosos al siguiente? En aquel entonces, sus cerebros estaban desarrollando la capacidad de autorregularse. Bueno, ahora están llenos de hormonas y los cambios de humor han vuelto con todo. ¡Qué tiempos tan divertidos! Es útil recordar que las hormonas son reales y que los cambios en sus cuerpos y cerebros son muchos. Los niños hacen lo que pueden con lo que tienen (¡y tú también!). La Academia Americana de Pediatría ofrece mucha orientación sobre lo que puedes esperar mientras el cuerpo y el cerebro de tu hijo se desarrollan. (Aquí tienes otro recurso para conversar con tu hijo sobre la pubertad).

3

La independencia vale oro. Quieren hacer cosas sin ti. Y deben hacerlo. Es parte de la diversión para todos. Pero este cambio de comportamiento puede asustar a los padres de familia, especialmente aquellos cuyos hijos corren un mayor riesgo de ser maltratados por las figuras de autoridad cuando salen solos, como los miembros de la comunidad negra y morena y las familias con niños neuro divergentes. Tu hijo preadolescente buscará cualquier oportunidad para tener más independencia y responsabilidad, por lo que es un buen momento para hablar sobre lo que es razonable. Hablen sobre cuándo y cómo pueden salir solos, los trabajos que pueden empezar a hacer como ser niñera de niños pequeños (para que empiecen a aprender a administrar su propio dinero) y si pueden caminar y regresar de la escuela por su cuenta con seguridad.

Para los niños con diferencias de aprendizaje y formas de pensar, la escuela media y la pubertad pueden suponer nuevos retos. Understood ofrece excelentes consejos para ayudar a tu hijo a gestionar estos cambios si tiene dificultades.