Estudiantes de inglés / Lectura / Tecnología / Edades 2-10

Cómo convertir el televisor en un profesor de lectura

No tienes que comprar nada. Lo único que tienes que hacer es poner los subtítulos.

¿Y si alguien te dijera que, con solo pulsar un botón, puedes aumentar la comprensión de lectura y el vocabulario de tu hijo, mejorar la pronunciación de sus palabras y la capacidad para recordar lo que ve y escucha?

Suena como algo que salió de un malísimo anuncio de televisión: demasiado bueno para ser verdad. Pero ese botón existe. De hecho, está en el control remoto de tu televisor. Y no tienes que comprar nada; solo hay que activar los subtítulos.

Más de 100 estudios han demostrado que ver subtítulos tiene grandes beneficios, especialmente para los niños pequeños que están aprendiendo a leer. ¿Por qué? Principalmente porque los subtítulos ayudan a los estudiantes a establecer la conexión entre las palabras escritas, los sonidos y el significado, lo cual es esencial para la lectura. Los niños ven lo que está ocurriendo (el significado) y escuchan y ven las palabras que dicen los personajes (el sonido y texto), todo al mismo tiempo. El hecho de que los subtítulos describen los ruidos y sonidos de fondo, además de las palabras ("música alegre", "gritos", etc.), también ayuda.

“Más de 100 estudios han demostrado que ver subtítulos tiene grandes beneficios, especialmente para los niños pequeños que están aprendiendo a leer.”

Por las mismas razones, los subtítulos pueden ser una poderosa herramienta para los estudiantes que están aprendiendo inglés. Para alguien que está empezando a aprender inglés, los subtítulos que muestran su lengua materna sobre un vídeo en inglés pueden ayudarlo a entender las nuevas palabras y frases habladas. Y los subtítulos en inglés pueden ayudar a los estudiantes a empezar a leer en inglés. Si tu hijo no está convencido, háblale de todos los jugadores de las ligas mayores de béisbol que aprenden inglés viendo interminables episodios de Friends con subtítulos.

Apoyar las habilidades de lectura de tu hijo empieza por asegurarte de que tiene acceso a un montón de buenos libros y leer con ellos todos los días. Pero también hay que buscar formas sencillas de darles la mayor exposición posible a nuevas palabras y al lenguaje escrito, y no hay nada más fácil que poner los subtítulos mientras ven sus programas favoritos.