Salud / bienestar / Habilidades para la vida / Tecnología / Edades 2-18

Cómo reconsiderar el tiempo de pantalla

¿Cuánto tiempo es demasiado tiempo de pantalla? Esta es otra forma de pensar en el tiempo de pantalla.

Admitámoslo: Las pantallas forman parte de nuestras vidas. Los adultos las usan. Los niños las usan. Los niños ven a los adultos usándolas. Muchas familias intentan reducir el tiempo que sus hijos pasan frente a las pantallas, pero reconsiderar cómo y por qué se utilizan podría ser un mejor enfoque.

Las familias siempre tienen mucho que hacer. Y durante lo peor de la pandemia, el tiempo de pantalla incrementó para muchos niños, por muchas razones que estaban fuera del control de los padres. ¿Y si en lugar de preguntar cuánto tiempo de pantalla es demasiado, abordamos cómo mejorar la calidad del tiempo de pantalla y hacer que funcione mejor para tu familia?

Esto es lo que creemos que los padres deben saber sobre el tiempo de pantalla:

  • La manera en que se utiliza cada pantalla es más importante que el tiempo de pantalla en sí. El tiempo de pantalla interactivo, como jugar a un juego educativo o llamar por FaceTime a un amigo o familiar, es mejor que el uso "pasivo" de la pantalla, como ver televisión o vídeos en una tableta. En lo que respecta al tiempo de televisión, los estudios demuestran ciertos efectos en cosas como las tasas de obesidad infantil, pero ningún efecto en cosas como los resultados de los exámenes futuros. Y, lo que es más importante, los estudios sobre el uso de la pantalla no han separado claramente otras variables que podrían afectar los resultados, por lo que es difícil culpar solamente a la televisión.
  • No todo el tiempo de pantalla es igual. El tiempo de pantalla educativo incluye el tiempo dedicado a aplicaciones educativas apropiadas para la edad de los niños (como Endless Reader, Endless Numbers o Bedtime Math); el uso de sitios web como BrainPOP o Khan Academy; y ver programas que ofrecen un valor educativo real (como Emily's Wonder Lab, Dino Dana, Number Blocks, Bookmarks o incluso Our Planet, que es genial para toda la familia). El tiempo social puede incluir llamadas de FaceTime o Zoom con miembros de la familia o amigos, o actividades virtuales con un componente físico, como el yoga de YouTube o sesiones de baile o educación física con Coach Joe. Y, por supuesto, el tiempo de entretenimiento es precisamente eso: el tiempo en que tus hijos se relajan frente a las pantallas. Eso también tiene su lugar.
  • No hay una cantidad de "tiempo correcto" establecido para el uso de pantallas, pero en general, no más de un par de horas al día parece razonable para la mayoría de los niños (dependiendo de su edad). Las distintas organizaciones sugieren límites diferentes: Por ejemplo, la Academia Americana de Pediatría dice que los niños menores de 5 años deben limitar el uso de la pantalla a una hora al día, mientras que los menores de 2 años solo deben utilizarla para videochats. La Organización Mundial de la Salud recomienda que los niños menores de 1 año no estén expuestos a las pantallas, mientras que los niños de 2 a 4 años tienen un límite de una hora de tiempo de pantalla "sedentario".
  • Las pantallas sí afectan el sueño. Los estudios demuestran sistemáticamente que cuanto más tiempo pasan las personas (incluidos los niños) frente a las pantallas, menos duermen. Esto es especialmente cierto si usamos las pantallas justo antes de dormir.
  • En resumen: No hay una cantidad concreta de tiempo de pantalla que haga la diferencia entre un niño bien adaptado y feliz y pequeños demonios. Pero eso no significa que los padres no deban establecer límites de uso de las pantallas y crear reglas que funcionen para toda la familia sobre cómo y cuándo se usan las pantallas.
“No hay una cantidad concreta de tiempo de pantalla que haga la diferencia entre un niño bien adaptado y feliz y pequeños demonios. Pero eso no significa que los padres no deban establecer límites de uso de las pantallas y crear reglas que funcionen para toda la familia sobre cómo y cuándo se usan las pantallas.”

Estas son 5 maneras en que los padres de familia pueden mejorar (y sí, limitar) el uso de las pantallas en sus hogares:

1

Separa el uso de pantalla de tu familia en tres categorías diferentes.

El tiempo de pantalla para el aprendizaje, la socialización y el entretenimiento tiene diferentes propósitos. Debes buscar un equilibrio adecuado entre las tres categorías para tu familia. La buena noticia es que hoy en día existe una gran cantidad de programas educativos, por lo que puedes engañar a tus hijos para que cambien parte de su tiempo de pantalla por cosas más educativas, simplemente ofreciéndoles algo diferente.

2

Establece una serie de reglas familiares sobre las pantallas.

Tal vez todos tengan que apagar y guardar las pantallas durante las comidas. También intenta permitir solo una pantalla a la vez (así que no se puede usar el teléfono o la tableta mientras la televisión está encendida). También puedes diferenciar entre pantallas grandes y pequeñas. De este modo, puedes limitar el tiempo que tus hijos dedican a ver pequeños fragmentos de contenido en una tableta, pero seguir disfrutando juntos de un programa o una película. Sean cuales sean las normas que establezcas, intenta cumplirlas tú mismo también (al menos, delante de tus hijos) para modelar hábitos saludables.

3

Observa cómo reaccionan tus hijos ante las pantallas.

Cuánto es "demasiado" va a depender de la personalidad de tus hijos, y solo tú (y ellos) conocen sus límites. Si empiezas a ver signos de sobrecarga de pantallas en su comportamiento, ya sea que se comportan como zombis, o no pueden alejarse de la televisión sin sufrir una crisis, o exigen pantallas durante actividades que solían disfrutar sin pantallas, como las comidas, puede que sea el momento de establecer nuevos límites.

4

Evita el uso de pantallas antes de dormir

Esto es para todos, pero es especialmente importante para los niños. Utiliza la hora antes de dormir para leer y relajarte, no en las pantallas. Escuchar audiocuentos puede ser una forma estupenda, sin pantallas, de que los niños pequeños se relajen antes de acostarse mientras limpias después de la cena.

5

Utiliza el tiempo de pantalla en modos que te convenga a ti

Alinea el tiempo de pantalla con los momentos en los que realmente necesitas hacer algo, comopreparar la cena o terminar tu propio día de trabajo, o cuando necesitas un descanso o un momento de tranquilidad.

Al final del día:

Como padres de familia, todos tenemos diferentes herramientas a nuestra disposición para cuidar de nuestros hijos y sobrevivir cada día. Las pantallas son una herramienta. No deberíamos usarlas todo el tiempo, pero también está bien, e incluso es beneficioso, usar las pantallas de la manera que funcione para tu familia.