Planificación para la universidad / carrera / Calificaciones y exámenes / Edades 14-18

Lo que deben saber los padres sobre los exámenes de admisión a la universidad

Para que tu adolescente tenga más opciones después de la escuela secundaria, planifica con antelación.

Así que tienes un adolescente que está pensando en la universidad. Emocionante, ¿verdad? También puede ser angustioso. Las solicitudes pueden ser abrumadoras (y bueno, ni se hable de lo que cuesta). Pero no te preocupes. Estamos aquí para ayudarte.

Las directrices y los requisitos para aplicar a la universidad han cambiado desde la pandemia. Esto es lo que debes saber antes de que tu hijo empiece el proceso:

  • Muchas universidades siguen exigiendo el SAT y/o el ACT como parte del proceso de aplicación. Los fundamentos de los exámenes de acceso a la universidad son los mismos que desde hace tiempo: Algunas universidades exigen el SAT, otras el ACT y algunas aceptan cualquiera de los dos exámenes. Ambos son exámenes generales de ingreso que ponen a prueba los conocimientos de tu hijo de secundaria en lectoescritura, matemáticas y (en el caso del ACT) también en razonamiento científico.

  • En algunas universidades estos exámenes son opcionales. Ciertas universidades optaron por no exigir los exámenes durante la pandemia, y bastantes han decidido no volver a requerir exámenes de ingreso. (Aquí hay una lista de universidades que ahora son "opcionales" o "flexibles" en cuanto a los exámenes). Aunque algunas universidades consideran que las puntuaciones de los exámenes son "opcionales" para la admisión general, pueden seguir exigiéndolas para la ayuda financiera por mérito, la admisión a programas de honores y otras oportunidades. Así que es muy importante que tú y tu hijo de secundaria lean bien las aplicaciones universitarias: No querrán perder oportunidades valiosas por no tener resultados de exámenes que presentar. Seguimos recomendando que los estudiantes de último año de secundaria planifiquen hacer el SAT y/o el ACT en su último año (dos veces, si pueden), incluso si las universidades los consideran opcionales. De este modo, tu hijo tendrá todas las bases cubiertas pase lo que pase. (Ambos exámenes ofrecen exenciones de pago para los estudiantes que las necesiten. Aquí se explica cómo solicitar la exención de pago para el SAT (folleto en español) y el ACT.

  • Los exámenes de asignaturas del SAT han sido eliminados, al igual que el ensayo escrito del SAT. El College Board ha eliminado los exámenes de asignaturas del SAT (exámenes de una hora de duración sobre temas específicos como la historia de Estados Unidos o la química) así como el ensayo escrito del SAT.

  • Pero el PSAT y el PLAN se mantienen. Incluso si no estás claro si tu hijo tendrá que hacer el SAT para las aplicaciones universitarias, deberías hacer el PSAT si es posible: es una buena práctica y le dará a tu hijo (y a ti) una idea de cómo le iría en el SAT. Además, el PSAT es una puerta de entrada para ciertas oportunidades de becas, especialmente el Programa Nacional de Becas al Mérito y otras a través del Student Search Service. El PLAN es el equivalente al PSAT para el ACT, así que si tu hijo tiene intención de presentarse al ACT el año que viene, el PLAN también ofrece una buena práctica. Y ya que estás en ello, si va a hacer el ACT, considera la posibilidad de optar por recibir el Servicio de Oportunidades Educativas (folleto en español); al igual que el Student Search Service del SAT, el Servicio de Oportunidades Educativas (EOS, por sus siglas en inglés) compartirá la información de tu hijo a las universidades que pueden ponerlo en contacto con oportunidades de becas.

  • Vale la pena hacer los exámenes de Advanced Placement (AP). Si tu hijo está cursando alguna asignatura de Advanced Placement, asegúrate de que haga los exámenes al final del año. (Hay exenciones de pago disponibles para los estudiantes que las necesiten.) Como recordatorio, tu hijo puede obtener créditos universitarios si obtiene una buena puntuación en los exámenes AP, así que si está dispuesto y su escuela los ofrece, los cursos AP ofrecen una oportunidad para ahorrar tiempo y dinero de la matrícula universitaria. (Aquí hay más información sobre cómo elegir los cursos de secundaria como un Navegador).

¿En resumen?

Aunque tu hijo no acabe necesitando los exámenes de acceso para sus aplicaciones universitarias, no está de más planificarlos con antelación de todos modos. Khan Academy ofrece una buena preparación para los exámenes que tu hijo de secundaria puede hacer gratis, desde casa. Al planificar todo para los exámenes de ingreso, estarán bien pase lo que pase.