Estudiantes de inglés / Edades 2-18

5 derechos que las familias que están aprendiendo inglés deben saber

Abogar por tu hijo puede ser abrumador. Si a esto le añadimos la barrera del idioma, puede parecer casi imposible. Esto es lo que debes saber si eres un padre de familia que habla poco inglés.

Navegar por el sistema escolar y abogar por tu hijo ya es bastante difícil de por sí. Si el inglés no es tu lengua materna, puede resultar aún más abrumador, ya que muchas escuelas se quedan cortas a la hora de proporcionar apoyo y servicios a las familias de los estudiantes que están aprendiendo inglés. La buena noticia es que tú estás en todo tu derecho legal de comunicarte con la escuela de tu hijo en tu propio idioma, y a su vez, la escuela también debe comunicarse contigo en tu idioma.

Estos son cinco derechos que los padres de familia con dominio limitado del idioma inglés deben conocer:

1

Todos los niños y jóvenes, independientemente de su situación migratoria, tienen derecho a una educación pública gratuita y adecuada en Estados Unidos.

En el caso Plyler contra Doe, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos determinó que las escuelas no pueden negar el acceso a un estudiante por su condición de inmigrante. Luego, en el caso Lau contra Nichols, el Tribunal Supremo dictaminó que los estudiantes de minorías lingüísticas en todas las escuelas públicas deben tener acceso al mismo plan de estudios que se les ofrece a sus compañeros que hablan inglés. Y ordena que todos los estudiantes con dominio limitado del inglés deben recibir apoyo y asistencia lingüística especial.

2

Las escuelas públicas deben proporcionar servicios de interpretación o traducción a padres de familia.

El Departamento de Justicia de EE.UU. exige que las escuelas se comuniquen con los padres en el idioma que entienden. Las personas que prestan estos servicios de interpretación y traducción deben estar cualificadas o certificadas, y las escuelas no pueden pedir a amigos, familiares o miembros del personal sin formación (¡o estudiantes!) que traduzcan para los padres.

3

Las escuelas públicas están obligadas a proporcionar a padres de familia traducciones de los documentos relacionados con la educación de sus hijos.

Algunos de estos documentos son: los boletines de calificaciones, los expedientes disciplinarios de los alumnos, todo lo relacionado con la educación especial, los manuales de los padres, etc. Haz clic aquí para obtener más información.

4

Un distrito escolar nunca puede pedir prueba de tu ciudadanía ni la de tu hijo.

El personal de la escuela puede solicitar información que demuestre que vives en el distrito, como facturas de teléfono, contratos de alquiler o facturas de agua. También pueden pedir documentos que confirmen la fecha de nacimiento de tu hijo. Sin embargo, no pueden pedir pruebas de la condición de inmigrante. Un distrito escolar no puede impedir que tu hijo se matricule en la escuela si decides no proporcionarles el número de seguridad social de tu hijo.

5

Los padres de familia tienen derecho a solicitar una evaluación de educación especial en cualquier momento.

Muchas escuelas se oponen a las solicitudes para iniciar el proceso de evaluación de educación especial, especialmente en el caso de los estudiantes que están aprendiendo inglés. Es posible que te digan que la ley exige que se realicen primero ciertas intervenciones. Esto es falso. Las intervenciones no pueden retrasar el proceso del IEP si un padre lo ha iniciado. Un padre puede iniciar el proceso en cualquier momento y todas las escuelas públicas deben cumplirlo. Además, las escuelas deben asegurarse de que todas las actualizaciones y los documentos relacionados con el IEP sean traducidos y que hayan intérpretes cualificados en todas las reuniones del IEP para los padres que lo necesiten.