Habilidades para la vida

Cómo mantener la seguridad en línea

Es causa perdida tratar de mantener a tu hijo de escuela media desconectado de todo. Pero mientras tengas cierta influencia sobre él, es un buen momento para establecer límites y expectativas, y ayudarlo a desarrollar las herramientas para vivir en el mundo digital de forma segura e inteligente.

Si te aterra la idea de que tu hijo se pierda en el hoyo negro de Snapchat, TikTok o lo que sea que haya hoy en día, no estás solo. Hace tan solo unos cuantos años atrás, los padres de familia podían mantener a sus hijos alejados de las redes sociales si así lo decidían, o por lo menos esperar hasta que fueran un poco mayores. Ahora es más difícil. Las redes sociales son parte del mundo de nuestros hijos. Si los preadolescentes no están en las redes sociales, seguro están conectados en línea mandando mensajes a sus amigos por texto o aplicaciones de chat. En la escuela media, cuando los niños todavía le hacen caso a sus papás (no te rías), es un buen momento para enseñarle a tu hijo las técnicas necesarias que necesita para su seguridad en línea.

Estas son algunas herramientas que querrás que tu hijo preadolescente aprenda para su seguridad en línea:

1

Tú pones las reglas. Los dispositivos a los que tiene acceso, la frecuencia con la que puede utilizarlos (y cuándo y dónde), y el lugar en el que los guardará, todo depende de ti. Considera la posibilidad de redactar un contrato con tu hijo para estar de acuerdo con el uso de la tecnología. (Aquí tienes algunos trucos para regular el uso del teléfono celular de tu hijo preadolescente).

2

Aprende sobre las configuraciones de privacidad. En la mayoría de las redes sociales, la configuración predeterminada es que las cuentas sean públicas o abiertas. Asegúrate de que tu hijo sepa cambiar la configuración de privacidad de sus cuentas para que solo sus amigos aprobados (y sus papás, por supuesto) puedan ver su contenido. Y tu hijo debe saber que nunca debe compartir información personal por Internet como su dirección o número de teléfono, aunque se lo pida alguien de confianza.

3

Busca espacios y comunidades seguras. Los niños pueden sentirse presionados a formar parte de todos los espacios en línea solo porque sus amigos lo hacen. Pero estar al día de todo es inevitablemente estresante. Y aunque hay mucha toxicidad en las redes sociales, también hay oportunidades para que los preadolescentes se conecten de forma positiva y significativa si están en los lugares adecuados. Anima a tu hijo a considerar dónde se siente seguro y feliz en Internet. Tal vez haya conectado con otros niños a los que les gustan los mismos juegos o libros, o que tienen intereses académicos similares. Si tu hijo se conecta tan solo en estos espacios y deja de lado otras cuentas o comunidades que le resultan menos positivas, será más feliz y estará más seguro.

4

Denuncia el acoso de inmediato. Tu hijo debe saber cómo bloquear a otro usuario si lo necesita. También debe saber que puede hablar contigo sobre cualquier cosa que le haga sentirse incómodo en Internet, ya sea un comportamiento dirigido a él o cosas que presencia hacia otros usuarios. Lo mismo ocurre con los mensajes de texto o de otras aplicaciones que le incomodan, incluso si esos mensajes son de amigos o compañeros de clase (lo que puede dificultar que los preadolescentes sepan cómo responder).

5

Piensa en el futuro. Puede que a tu hijo de 11 años le resulte difícil imaginar que lo que publica hoy en Internet puede afectarle dentro de una década cuando solicite trabajo. Pero ahora es el momento de que lo entienda. Pídele que piense si quiere que toda la escuela (y no solo sus amigos) vea lo que ha publicado. ¿Qué tal sus familiares y maestros? El objetivo no es hacer que tu hijo se sienta cohibido, por supuesto, sino empujarlo a considerar lo que significa que nada en Internet es realmente privado y el contenido no es fácil de borrar.

6

Por último, para los padres de familia: Infórmense sobre los tipos de redes sociales que utilizan sus hijos. Si no sabes la diferencia entre TikTok e Instagram... ¡no hay tiempo como el presente! Consulta las guías de Common Sense Media sobre las diferentes plataformas de redes sociales para entender cómo funcionan, de modo que puedas estar mejor preparado para garantizar la seguridad de tu hijo.