Social/Emotional Hitos

Navegando amistades y emociones

En primaria, las amistades se vuelven más complejas que al jugar en la caja de arena. Tu hijo probablemente desarrollará sentimientos más profundos sobre su mundo social, desde sentir ansiedad por hacer amistades, empatía por sus compañeros y un gran sentido del bien y el mal.

En esta etapa de la vida, los niños crecen más como individuos. Están haciendo amistades separadas de ti, reconociendo sentimientos más grandes y complejos, y empezando a tener un sentido más profundo del bien y el mal. Y, sin embargo, siguen siendo bebés: querrán tu aprobación y apoyo, tu atención y tu cariño.

Estas son algunas de las cosas que probablemente ocurrirán en estos primeros años de la escuela primaria:

1

Desarrollan una conciencia más profunda de los sentimientos. Es probable que haya más sentimientos heridos, así como más conciencia de cómo se sienten los demás. Es posible que empiecen a experimentar celos o sentirse excluidos si sus amigos están pasando tiempo con otras personas. Los niños mayores empezarán también a entender otros puntos de vista.

2

Se enfocan mucho en lo que está bien y mal. En esta etapa, los niños empiezan a desarrollar su propia brújula moral. Es posible que empieces a oír sobre los compañeros que no siguen las normas. También empiezan a reconocer las ventajas de compartir y jugar en grupo. Y aunque probablemente estén muy interesados en comportarse "bien", puede que no siempre lo consigan, a veces tratarán de saltarse las reglas para conseguir el resultado que desean.

3

Empezarán a sentirse cohibidos o avergonzados. Es posible que tu hijo empiece a pensar más en lo que los demás piensan de él, especialmente sus compañeros. Empezará a querer actuar como sus amigos, para bien o para mal. Este es un buen momento para considerar cómo hablas de tu hijo y de ti mismo delante de ellos. Busca oportunidades para hablar de ellos de forma positiva para fomentar su autoestima.